Rate this post

¿Cuántas veces te ha pasado? Después de perder con muchísimo esfuerzo unos Kilos los recuperas rápidamente tras terminar la dieta. A veces incluso, recuperas más peso del que habías perdido. Es el famoso efecto rebote o efecto yo-yo al que dan lugar las dietas restrictivas en calorías. En este artículo vamos a conocer un poco más de cerca de qué trata este efecto, por qué sucede y qué puedes hacer para evitarlo. 

¿Por qué sucede el efecto rebote?

Aunque puede decirse que son una combinación de razones las que dan lugar a este efecto, lo cierto es que hay una fundamental y es la capacidad del cuerpo para adaptarse. Nuestro organismo está configurado para la supervivencia y esto puede pasarnos malas jugadas. La naturaleza es sabia y tiene un plan de actuación en caso de sufrir una restricción de las calorías que ingiere durante un periodo de tiempo limitado. El cuerpo va a adaptarse a ese periodo de restricción pero también tiene mecanismos para compensar esa falta de calorías que está recibiendo. Cuando disminuimos la ingesta de alimentos el cuerpo reacciona ajustando la cantidad de calorías que consume. Se trata de un periodo de escasez y hay que aprender a sobrevivir con lo mínimo para intentar guardar todas las reservas que nos sea posible. El metabolismo se ralentiza para poder lograr este objetivo.

Los primeros Kilos que perderás cuando haces dieta son de líquido. Esto es precisamente por esta razón, el organismo se deshace primero de lo menos relevante y esto es el líquido retenido. Lo siguiente que perdemos es masa muscular, por lo que, aunque veas una disminución de peso corporal en la báscula realmente no estás perdiendo grasa, que es precisamente lo que quieres eliminar. El músculo necesita de muchas calorías para mantenerse, por lo que con las dietas restrictivas irá disminuyendo inevitablemente. Estás consiguiendo justo lo contrario de lo que buscabas, que es quemar grasa corporal y ganar masa muscular. 

Nuestro cuerpo es muy sabio y mantiene el peso corporal con una variación de 2 a 5 Kilogramos. Si emprendes una dieta restrictiva y a tu cuerpo le faltan nutrientes y energía tu cuerpo tenderá a mantener el peso estable y a recuperar el peso perdido.

Metabolismo ralentizado

El concepto del metabolismo, cómo funciona y qué sucede cuando haces dieta, es fundamental. Debemos entender cómo funciona nuestro organismo si queremos adelgazar de forma consciente y duradera. Cuando hacemos dieta el metabolismo se ralentiza. Seguramente habrás escuchado esta frase en más ocasiones pero no sepas realmente qué significa. Pues es tan sencillo como que cuando restringes el alimento que ingieres el cuerpo se adapta a la escasez gastando menos energía para no quedarse sin reservas. Se trata de un mecanismo innato de supervivencia. Poniéndolo en un lenguaje sencillo, aprovecharás al máximo todo lo que entre en tu cuerpo, sobre todo las grasas, como prevención ante otro posible periodo de escasez. Esta es la razón por la que recuperas todo el peso que perdiste tras la dieta, o incluso más.

Otro problema añadido es que además este proceso se hace más patente con la repetición, por lo que si hacemos dieta muy a menudo nuestro organismo se hará resistente. Al pasar por muchos periodos de escasez se volverá más cauto y el metabolismo se ralentizará más, de forma que cada vez será más difícil perder peso y más inmediato y potente el efecto yoyó.

¿Cómo se puede evitar que aparezca el efecto rebote tras una dieta?

El efecto rebote no solo tiene consecuencias físicas sino también psicológicas, ya que provoca frustración e inseguridad al impedirnos lograr nuestros objetivos. Además, como tiende a ser más evidente con la repetición llega un momento en el que hacemos un gran esfuerzo y no obtenemos resultados. Solemos llegar a pensar que el problema es una falta de voluntad o simplemente que no somos capaces de lograrlo, con lo que cuando dejamos la dieta tendemos a cometer excesos que acentúan aún más la recuperación del peso, entrando en un círculo vicioso del que es muy difícil salir.

Vamos a darte una serie de consejos para minimizar el efecto rebote tras una dieta:

No a las dietas drásticas y las dietas milagro

Cuanto más drástica es una dieta más posibilidades tiene de provocar el efecto contrario al deseado una vez la terminamos. Para evitar el efecto rebote después de una dieta es importante escoger una dieta que se adapte a nuestras necesidades y a nuestros objetivos. Recuerda que el principal objetivo siempre es la salud. En una dieta no se debe de pasar hambre. Rechaza las dietas en las que prescindes por completo de una gran cantidad de alimentos, las llamadas dietas milagro y aquellas en las que únicamente comes una o dos cosas durante una gran cantidad de tiempo. No se trata de dejar de comer alimentos, sino de potenciar el consumo de aquellos que favorecen la pérdida de peso mientras que restringimos los más calóricos.

  • Ejercicio
El ejercicio debería acompañar a cualquier dieta pero no como una cuestión momentánea sino que deberíamos incorporarlo a nuestro estilo de vida. Ejercitarse al menos 3 veces por semana, durante 20 minutos como mínimo nos ayuda no solo a conseguir un peso adecuado sino también a evitar que nuestro metabolismo se ralentice y a mantener nuestra masa muscular. Además, se pierde peso más fácilmente si se combina dieta y ejercicio. Por si fueran pocas razones a favor de hacer ejercicio, al hacer deporte se liberan endorfinas, que son las hormonas de la felicidad. No solo te ayudarán a sentirte mejor sino que al estar motivado y ver resultados tendrás muchas más razones para continuar y perseverar en tu objetivo de lograr un peso adecuado.
  • Ayúdate con un suplemento natural

Existen en el mercado diferentes suplementos naturales que potencian la activación del metabolismo y te ayudan a acelerar el proceso de pérdida de grasa corporal, con lo que adelgazarás de forma más rápida y más efectiva. En esta página encontrarás recomendaciones de algunos suplementos muy efectivos y con muchos comentarios de personas satisfechas. Si son con ingredientes naturales son aún más recomendables, ya que no tendrán efectos negativos para la salud.

En definitiva, adelgaza de forma saludable y con ayuda y no tendrás que temerle al efecto rebote. ¡Se puede perder peso y no recuperarlo!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here